Terremoto 27 de Febrero de 2010: Implicancias en el Mercado Asegurador en Chile

Chile earthquake damage

El terremoto y posterior tsunami ocurridos el 27 de febrero de 2010 (27-F) ha sido el principal desafío que ha debido enfrentar el mercado de seguros generales en su historia. Su magnitud afectó al 75% de los habitantes de nuestro país desde el centro al sur.

Las pérdidas del terremoto y tsunami fueron US$ 30.000 millones en su totalidad y de US$8.000 en el sector asegurador.  Los sectores más afectados la industria, pesca y turismo, vivienda y educación. De estas pérdidas, un 71% corresponde a infraestructura destruida.

En relación a las pérdidas aseguradas, es importante tener presente que el mercado chileno genera actualmente una prima por concepto de Terremoto de US$ 432 millones y estamos frente a un siniestro que tuvo una pérdida estimada de aproximadamente US$ 8.000.- millones, es decir se consumió  la prima de aprox. 21 años.

Este terremoto fue el quinto mas costos que se tiene registro, siendo el primero el de Japon ( 2011) con un costo de USD 25.000.

De esto, US$ 1.760 millones correspondió a prima retenida y US$ 6.240 millones a reaseguro proporcional.

 

Este escenario generó los siguientes efectos en el mercado asegurador:

  1. Alza en las tasas entre un 50% a 150%, situación que se mantuvo por  dos años para luego comenzar a bajar y creemos que debería llegar a los niveles pre terremoto  entre este año y el siguiente.
  2. Variación en los deducibles, El deducible de Sismo estaba limitado en la mayoría de los casos al 2% del monto asegurado , este máximo se eliminó.
  3. Hoy en día las aseguradoras luego del 27F  además han modificado su política de suscripción. Efectivamente hasta antes del Sismo las aseguradoras solo inspeccionaban los riesgos considerados más agravados o aquellos cuyos sumas aseguradas fueran mayores. Al sufrir grandes pérdidas a consecuencia del Sismo y posterior tsunami, se dieron cuenta de que no conocían muchos de sus riesgos. Lo anterior ha tenido como consecuencia que la suscripción sea más estrictos y, a partir de esta tragedia, se inspeccionan todos los riesgos antes de suscribir.

Debido  al rol fundamental que tuvieron los reaseguradores internacionales al cubrir gran parte de los riesgos del terremoto, y el nivel adecuado de reservas que mantuvieron las aseguradoras locales a la fecha del 27-F, este evento catastrófico no generó problemas serios de solvencia a ninguna de ellas.

En términos generales la respuesta del mercado asegurador al sismo fue muy buena, sin perjuicio de muchas mejoras que han debido implementarse a posterior para mejorar algunos aspectos de la contratación y liquidación para los seguros de Sismo.

Esto es tan así que a sólo seis meses del terremoto, casi el 100% de los siniestros de vivienda denunciados con ocasión del Sismo  se encontraran inspeccionados por un liquidador, y que el 84% de ellos estuviesen liquidados a esa fecha.

Adicionalmente, al 31 de diciembre de 2010 ya se había pagado el equivalente al 99% del total de siniestros de vivienda denunciados (US$ 1.256 millones correspondientes a 189.451 siniestros) y otros US$ 2.778 millones en otro tipo de siniestros ocasionados por el terremoto.

Es decir, a menos de un año de ocurrido el terremoto, ya se había pagado más de la mitad de las pérdidas aseguradas estimadas inicialmente. Y a los 3 años ya se había liquidado prácticamente el 100% de las perdidas reclamadas (las mayores demoras en general fue en la estimación de las pérdidas de Perjuicios por paralización).

 


 

Alfredo SchmidtAlfredo Schmidt, Gerente de Propiedad y Accidentes, Willis Chile, tiene más de 20 años de experiencia en seguros. Sus responsabilidades principales son el desarrollo de negocios de los clientes en los sectores de Propiedad, Accidente y Construcción.

Categories: América Latina, Español | Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *