Huracán Matthew

El huracán más mortal en 11 años llegó hace unos veinte días. Después de hacerse camino a través del Caribe, por Haití y al oriente de Cuba, a través de las Bahamas y luego a lo largo de la costa este de los EE.UU., finalmente fue absorbido por un sistema climático frontal en dirección este a través del Atlántico.

Línea de tiempo Meteorológica

El huracán Matthew se prolongó durante casi dos semanas. Las investigaciones de los cazahuracanes inicialmente registraron vientos de tormenta tropical el 27 de septiembre, pero hubo que esperar hasta el 28 de septiembre, después de más vuelos de reconocimiento para revelar una circulación cerrada en el patrón de presión justo al oeste de Barbados, y fue en este punto que la tormenta tropical recibió su nombre, Matthew. La tormenta se movió constantemente hacia el oeste, mientras que cobró fuerza y se convirtió en un huracán el 29 de septiembre.

Sobre aguas cálidas y condiciones atmosféricas favorables, se sometió a un período de intensificación explosiva, duplicando su velocidad del viento en 24 horas. Esto llevó a que el huracán de categoría 1 se convirtiera en categoria 5 en la escala Saffir-Simpson, en sólo un día. Alcanzó una intensidad máxima de categoría 5, justo al norte de la costa de Colombia.

El huracán Matthew fue el primer huracán de categoría 5 en el Atlántico desde el huracán Félix en el 2007

Matthew estableció un nuevo récord como el huracán más meridional de categoría 5 que se ha registrado en la cuenca del Atlántico, situado a sólo 13,3 grados norte, también fue el primer huracán de categoría 5 en el Atlántico desde Félix en el 2007.

La tormenta flaqueó y se redujo ligeramente a medida que se sometió a un ciclo de reemplazo de la pared ocular, pero Matthew se mantuvo en un poderoso categoría 4. Luego, tomó un giro a la derecha y estableció un curso para el Paso de los Vientos, entre Haití y Cuba. En un huracán, los vientos más fuertes se esperan normalmente en el lado derecho de la tormenta, y por lo tanto Haití recibió la peor parte. Aún como un huracán de categoría 4, y la tormenta más fuerte en golpear el país desde la década de los 60, golpeó la costa cerca de Les Anglais el 4 de octubre, con vientos de 145 mph (230 kmh). Más tarde ese mismo día, tocó tierra en Maisí, Cuba con vientos de alrededor de 140 mph (220 kmh).

Matthew interactuó con el terreno más áspero de estas islas lo que debilitaron la tormenta, convirtiéndose en un categoría 3 a medida que avanzaba hacia las Bahamas. Se intensificó de nuevo cuando se acercó a Nassau, y nuevamente regresó a un categoría 4 durante un periodo de tiempo. Las fuertes lluvias y vientos feroces golpearon las Bahamas mientras la tormenta avanzaba rápidamente hacia la costa de EE.UU.

El huracán se debilitó de nuevo a categoría 2 al acercarse a la Florida y siguió la curva de la costa. Matthew azotó las comunidades costeras con lluvias torrenciales, vientos dañinos y una marejada significativa. Una marejada es la altura del agua por encima de los niveles normales de la marea, Florida, Georgia y Carolina del Norte vieron nuevos records de oleadas de 4 a 8 pies de altura.

El huracán se movió hacia el norte, a lo largo de la costa este de los EE.UU. como un huracán de categoría 2, gradualmente bajando a un categoría 1. Hizo una breve recalada en Carolina del Sur el sábado 8 de octubre, antes de partir a alta mar de nuevo y poner fin a su carrera justo al lado de la costa de Carolina del Norte.

Impactos

Los devastadores vientos y lluvias torrenciales dejaron supervivientes aislados sin viviendas, agua potable o alimentos

A pesar de las evacuaciones a gran escala, amplia cobertura de noticias y avisos oportunos, el huracán Matthew tuvo un gran impacto sobre aquellos que se encontraban en su camino y tomará tiempo para que las comunidades se recuperen por completo. La industria de seguros por su parte se ha dado una prueba muy real.

Haiti

No hay duda de que las zonas más afectadas fueron en Haití, donde la crisis humanitaria sigue siendo muy real y dejará un impacto duradero. Las ciudades del sur de Haití devastadas por los vientos y lluvias torrenciales dejaron supervivientes aislados sin viviendas, agua potable y alimentos. Ataques de cólera han sido reportados y el número de muertos puede aumentar aún más. De acuerdo con el informe de Alerta Global de Desastres y Sistema de Coordinación (GDACS), 473 muertes han sido confirmadas por la Dirección de Protección Civil del Gobierno de Haití, con muchos más heridos o desaparecidos, mientras que Reuters está estimando más de 1.000 muertes en función de sus interacciones con los funcionarios locales. La OCHA (Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios) estimó el 11 de octubre que 1,4 millones de personas en Haití están en necesidad de ayuda humanitaria. Un llamamiento de emergencia se ha puesto en marcha para recaudar USD $ 120 millones para proporcionar socorro para salvar vidas.

Cuba y las Bahamas

En Cuba, el 90% de las viviendas en los municipios de Baracoa y Maisí (hogar de 110.000 residentes) fueron severamente dañadas y 180.000 personas están en necesidad de asistencia alimentaria. En las Bahamas, el 95% de los hogares en Eight Mile Rock y Holmes Rock en el oeste de Grand Bahama, estuvieron también severamente afectadas. El daño se estima en al menos USD $ 200 millones para las Bahamas.

Los Estados Unidos

Los EE.UU. ha visto 38 muertes debido al huracán Matthew hasta el momento. Fallos en el suministro de energía causaron que hubiera un millón de personas afectadas en la Florida, 250 mil personas se quedaron sin electricidad en Georgia, y más de un millón en algún momento en las Carolinas. Igualmente hubieron bloqueos de carreteras e inundaciones debido a las fuertes lluvias y/o las mareas de tormenta.

Efectos en la industria de seguros

Las estimaciones han variado ampliamente en un rango de alrededor de USD $ 16-40 mil millones

Las estimaciones iniciales eran de alrededor de USD 30-50 $ mil millones, pero estas fluctuaron a medida que la tormenta se acercó a la costa, y los pronósticos evolucionaban día a día. Ahora que ha pasado la tormenta, y los informes de daños se vuelven más precisos en los últimos días, las estimaciones se han comenzado a converger.

Según la agencia Reuters, al final de la semana pasada algunas estimaciones todavía estaban alrededor de USD $ 25 mil millones, pero éstas se redujeron a USD $ 4 millones en la mañana del viernes. Según estimaciones recientes por KCC (Karen Clark Company), CoreLogic y Kinetic por ejemplo, han estado de entre USD $ 4-7 mil millones. Mientras que la pérdida económica, incluyendo las propiedades no aseguradas, sigue siendo difícil de determinar, las estimaciones han variado mucho del rango inicial de USD $ 16-40 millones de dólares.

Nuestros equipos de Willis Re en Norteamérica están actualmente inspeccionando los daños y colectando datos pertinentes de la tormenta para proporcionar estimaciones a nuestros clientes. Sesiones de información detallada estarán disponibles una vez que se complete el análisis.

Bonos de catástrofe

Las reflexiones iniciales sobre la pérdida potencial, estaban poniendo una serie de bonos de catástrofe en máxima alerta, pero con la reducción de las estimaciones de pérdidas aseguradas en los últimos tiempos, la mayoría parece estar intacta. Sin embargo, esta incertidumbre ha causado ondas en el mercado de acuerdo con el Índice de Swiss Re Global Cat Bond, que tuvo su mayor caída desde el 2012, debido a la amenaza planteada por Matthew. Se espera que el índice se recupere, si el mercado de bonos de catástrofe se salva de grandes pérdidas.

Pagos paramétricos

Matthew ha dado comienzo al desembolso de pagos provenientes de la Facilidad de Seguros contra Riesgos Catastróficos en el Caribe (CCRIF) de un poco más de USD $ 20 millones después de que la tormenta activo la política de ciclones tropicales del país. Este es el mayor pago en la historia del sistema de seguro paramétrico. Matthew también ha activado pagos por el exceso de precipitacion en Barbados, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas mientras que todavía era una tormenta tropical, llevando el total a un poco más de USD $ 29 millones. El impacto de seguro se limita a lo que está cubierto en las pólizas de los asegurados, por supuesto, pero esto se entrelaza cada vez más con los esfuerzos de ayuda respaldados por el gobierno a través de los productos de seguros paramétricos y los consorcios de seguros, como el CCRIF, a medida que el vacío de protección (la diferencia entre el asegurado y la pérdida económica) se erosiona lentamente.

Matthew y el cambio climático

Los ciclones tropicales no necesariamente se presentarán con más frecuencia en el futuro, pero hay una expectativa de que serán más intensos

También ha habido una buena cantidad de atención de los medios en torno a ciertos comentarios en las redes sociales con relación al huracán Matthew y el cambio climático. Sin duda, es una consideración importante en cómo esta tormenta encaja dentro de los escenarios climáticos proyectados. Todavía hay cierta incertidumbre en cómo cambiará un sistema de clima cálido debido a los extremos climáticos, pero el consenso general en la comunidad científica es que los ciclones tropicales (ciclones, huracanes y tifones), no necesariamente serán más frecuentes en el futuro, cuando se toma el calentamiento global antropogénico en cuenta, pero hay una expectativa de que van a ser más intensos.

Todavía hay mucho que estudiar, por ejemplo, la intensificación rápida o explosiva que tiende a ocurrir en las tormentas más intensas, así que ¿cómo podría esto cambiar con diferentes escenarios climáticos?. A través de la Red de Investigación Willis (WRN por sus siglas en inglés) hemos estado investigando ambos extremos climáticos futuros y el impacto de los ciclones tropicales en las actuales condiciones climáticas. Nuestro compañero de WRN del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR), el Dr. James Done, nos brindó una cita diciendo lo siguiente: “El mensaje es que los huracanes que ocurran en el futuro, los más importantes, serán más fuertes. La proporción de huracanes de categoría cuatro y cinco se podrían duplicar o triplicar en las próximas décadas “. El Dr. Done también fue citado con un sentimiento similar en un artículo de The Guardian, publicada durante la embestida de Matthew.

Cómo haremos frente a la posibilidad de enfrentar la intensidad de los ciclones tropicales en los próximos años y décadas es una pregunta abierta. El mercado de seguros tiene una flexibilidad incorporada debido a las renovaciones anuales y revisión de tarifas y precios. Sin embargo, nuevas investigaciones sobre entender la cuestión de las correlaciones de eventos a través de los territorios, aumentar la comprensión de las tendencias a largo plazo y sus impactos extremos, y la aplicación de mejoras constantes y capacidades de prever estos cambios con rangos más amplios, muestran una gran promesa para mejorar nuestra visión del riesgo y aumentar la resiliencia ante tormentas devastadoras.

About Geoffrey Saville

Geoffrey Saville is a member of Willis Towers Watson's Analytics Technology Team, having joined the company in 2013…
Categories: Español, Property, Reaseguros, Riesgo Climatico | Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *