Falsificaciones en el mundo del arte: ¿Qué hace un distribuidor de arte?

Durante esta época el año pasado, hubo una serie de fraudes en el mundo del arte que se estuvieron investigando, y un aumento en museos y galerías que contrataron investigadores forenses para verificar las obras de arte. Las cosas parecen estar siendo retomadas desde donde quedaron a finales de 2016. Dos “Viejos Maestros” vendidos en 2011 y 2012 ahora han demostrado ser falsificaciones y en un caso especifico, la casa de subastas está pidiendo a los tribunales del Reino Unido que ordenen al comerciante de arte el reembolso de las obras.

Detección de falsificaciones y culpabilidad

Hoy en día, es posible probar falsificaciones entre obras que antes se habían considerado auténticas.

Además de los avances en las becas de los artistas y sus obras, los investigadores forenses están constantemente desarrollando nuevos enfoques y conocimientos al mantenerse a la par con la tecnología más reciente en el campo. Así que es posible que podamos probar falsificaciones hoy que han sido consideradas como auténticas.

La mecánica legal de una transacción de arte no es muy diferente a la mecánica legal de una transacción de otras mercancías. El mundo del arte puede tener sus propias técnicas de venta, pero los conceptos en los que se realizan esas transacciones son de ley general, es decir, en el lado civil en el Reino Unido, la Ley de Venta de Mercancías de 1979 y la Ley de Tergiversación de 1967, y en el lado criminal, la Ley de Descripciones Comerciales de 1968. Otras jurisdicciones tienen leyes similares que protegen los derechos del consumidor.

Cualquier persona que vende arte (o cualquier tipo de mercancía) tiene un deber hacia el comprador. Necesitan asegurarse de que se tomaron medidas razonables para determinar la autenticidad, procedencia y título de la obra de arte, aunque históricamente los tribunales no confirman si creen que una obra de arte es genuina o no, prefieren afirmar que las pruebas realizadas fueron lo suficientemente exhaustivas, o que la opinión del experto se basa en pruebas suficientes.

¿El distribuidor habrá hecho lo suficiente?

Para entender si el deber hacia el comprador fue violado involucra probar las acciones de los comerciantes de arte frente a la norma de un comerciante de arte razonable, que varía en función de una serie de factores. Va a variar de nuevo en el conocimiento y la experiencia del comprador para evaluar si tienen o deben tener la habilidad establecida para determinar si el trabajo es genuino o no. En tales casos, la regla de “caveat emptor” se aplicaría normalmente.

No me corresponde decidir si el distribuidor de arte debe haber sabido si la obra era una falsificación – los propios tribunales no son capaces de determinar si una obra es auténtica o no. La ley decidirá sobre los hechos que rodean la venta y qué lado ha presentado la evidencia de expertos más creíble.

¿Qué hacer si eres un comerciante de arte?

Sin embargo, los comerciantes de arte podrían protegerse de tales eventualidades extendiendo su seguro para que incluya un límite de errores y omisiones. Esto supondría, bajo ciertas condiciones, una indemnización por los costos de defensa y si se descubre que incumple su deber, la cobertura también les indemnizaría por la adjudicación del tribunal al reclamante/comprador sujeto a la póliza de sub-límite


 

Cynthia Dugan tiene 18 años en la industria de seguros y trabaja en estrecha colaboración con los clientes de Bellas Artes, Joyería y Especie para asegurar que reciban el mejor servicio posible de Willis Towers Watson. Cynthia lidera las ventas para el equipo de Bellas Artes, Especie y Joyería. Cynthia es un corredor de seguros con licencia, habiendo completado el Diploma Avanzado en Seguros por el Chartered Insurance Institute.

Categories: Bellas artes, Español | Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *