Descifrando el código: Usando la gestión del rendimiento para retener y comprometer a los millenials

La retención de empleados es fundamental para el éxito de cualquier organización. La retención de los millenials, un grupo que casi se ha convertido en sinónimo de rotación, se ha convertido en un tema candente para muchos de nuestros clientes, como nuestra reciente investigación muestra que el costo de la rotación equivale a alrededor del 60% del salario anual de un empleado.

Al hablar con los clientes acerca de la retención de empleados, la gestión del desempeño a menudo se presenta como una herramienta de recursos humanos que a veces ayuda, pero a menudo perjudica los esfuerzos de retención de millenials. Estas conversaciones siempre me recuerdan una cena que tuve hace unos años con un grupo de amigos. Durante esta cena se presentó el tema de la gestión del rendimiento y el tono de la conversación cambió rápidamente. Nunca olvidaré algunas de las frases que escuché:

“He tenido la misma puntuación de rendimiento cada año, y no tengo ni idea que es lo que tengo que hacer para llegar al siguiente nivel – es como golpearme la cabeza contra una pared!”

“¡No he tenido una conversación de rendimiento con mi gerente en años!”

“¿De qué están hablando? … Yo simplemente establezco los mismos objetivos todos los años”.

Estas frases no me debería haber tomado por sorpresa. Los millennials quieren retroalimentación 50% más a menudo que otros empleados y ponen un mayor énfasis en las oportunidades de aprender y crecer que otras generaciones. Pero como un profesional de Gestión de Talento y alguien responsable por la gestión del rendimiento en ese momento, mi cabeza no lo podía entender. Éstos eran algunos de los mejores ejecutantes y profesionales más jóvenes con grandes potenciales que había conocido. Siempre superaron a sus pares y tomaron sus responsabilidades muy en serio.

Avancemos rápidamente a hoy y muy pocas de esas personas todavía están con la misma organización. Mientras reflexiono, no puedo dejar de notar una clara correlación entre la frustración que expresaron durante esa conversación y el número de individuos que decidieron marcharse.

Entonces, ¿cómo puede una organización contratar a sus empleados de manera efectiva (específicamente los millenials) para impulsar una mejor retención?

Nuestra investigación nos dice que la gestión eficaz del rendimiento es clave. En nuestro estudio Global Workforce 2016 se encontró que la supervisión y metas y objetivos claros son dos de los cinco principales impulsores del compromiso sostenible.

Las organizaciones pueden asegurarse de que su programa de gestión del rendimiento esté comprometiendo de forma sostenible a sus jóvenes profesionales siguiendo estos 4 pasos:

  1. Ate las metas de los empleados a las métricas de éxito de la organización. Los jóvenes profesionales necesitan sentir que sus objetivos están explícitamente relacionados con el éxito y la misión de la organización. Asegúrese de proporcionar orientación sobre cómo establecer las metas adecuadas.
  2. Diferenciar el desempeño y la recompensa apropiadamente. Asegúrese de diferenciar entre personas con alto, medio y bajo rendimiento – sus mejores empleados necesitan saber que lo son. Considere las recompensas que usted proporciona por el alto rendimiento y el momento en que las proporciona. ¿Estas motivan y son relevantes para los jóvenes profesionales? Las oportunidades de aprendizaje y desarrollo son particularmente atractivas para esta generación.
  3. Construya la capacidad de los gerentes para identificar.¿Sus gerentes realmente saben lo que significa alto rendimiento? ¿Ha cambiado el criterio a medida que la organización ha evolucionado? Los gerentes deben estar en la capacidad de reconocer a las personas con alto rendimiento, e identificar que es en realidad el alto rendimiento y cómo lograrlo con el fin de mantener a sus equipos motivados.
  4. Dé tiempo a los administradores para centrarse en la gestión del rendimiento. Una retroalimentación abierta y consistente será clave para la retención de esta población, así que motive a los gerentes a tener conversaciones regulares durante el año.

Si bien este artículo se centra específicamente en los millennials, estos consejos se pueden utilizar para mejorar su programa de gestión de rendimiento para retener a todos sus empleados. La gestión eficaz del rendimiento puede utilizarse para ayudar a impulsar la participación de todos los empleados, independientemente de su edad.

 


 

Daniel Mason es consultor en la práctica de Talento y Compensación de Willis Towers Watson. Daniel es un profesional de gestión de talento con experiencia en diseño organizacional, fusiones y adquisiciones, gestión del cambio, aprendizaje y desarrollo, planificación de la sucesión, evaluaciones y gestión del desempeño.

Categories: Beneficios, Beneficios a empleados, Español, Liderazgo y talento, Selección de talento | Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *