Datos para el Verano

¿Te vas de vacaciones? ¿Vas a tener a un médico cerca que te pueda aconsejar ante cualquier duda por problemas de salud?
A continuación te presentamos algunos cuidados de primeros auxilios básicos que podrás realizar tú mismo en caso de que los necesites.

Picaduras de insectos

Generalmente son en zonas del cuerpo que están expuestas, como brazos y piernas o cara y cuello, donde es menos frecuente. Si la persona no es alérgica, sólo se presentará como un nódulo, de centro blanquecino, muy pruriginoso (mucha picazón) y a veces enrojecido. Esta lesión única o múltiple desaparece espontáneamente en dos o tres días.

Los síntomas locales disminuyen con hielo sobre la zona afectada y la aplicación de alguna pomada que contenga corticoides, para disminuir la inflamación y la reacción alérgica, la cual se aplica dos o tres veces al día. Si la persona es alérgica, es decir las lesiones son muy grandes, alcanzando varios centímetros, enrojecidas e inflamadas, la aplicación de corticoides locales ayuda, pero lo más recomendable es acudir a un servicio de urgencia para tratamiento inyectable con antialérgicos.

En caso de picadura de abejas o avispas se agrega a lo anterior mucho dolor local, que en los primeros minutos puede ser de gran intensidad. El hielo y la compresión disminuyen inmediatamente el dolor y es necesario calmar a la persona afectada, especialmente si es un niño. Estas lesiones no son graves sino molestas, y sólo requieren ser vistas por un médico en caso de que la persona sea alérgica. Recordar que las avispas (o abejas amarillas) no pican sino muerden y por tanto, no hay lanceta que extraer. En caso de una abeja, se puede retirar esta con una pinza, sin provocar una herida.

Heridas cortantes

Si es mayor a 2 cms es recomendable acudir de inmediato a un servicio de urgencia ya que requerirá sutura, esta permitirá que la herida cierre completamente en una semana y disminuirá el riesgo de infección. Si tiene 2 cms o menos o siendo mayor y no es posible recibir sutura, debe primero comprimirse la herida por al menos 3 minutos en forma continua, sin aflojar la presión para mirarla, esto permitirá detener el sangramiento, en caso de que no ocurra, comprimir por otros 3 minutos.

Si después del segundo intento, no se detiene la hemorragia, se mantendrá la compresión y se llevará al herido a un centro asistencial, ya que probablemente hay comprometido un vaso sanguíneo importante, que requerirá sutura. En las heridas pequeñas, esto es muy improbable. Después de detenido el sangrado, se intentará curar la herida con algún elemento antiséptico, como Povidona Iodada, Alcohol (al 70%) o Clorhexidina. Si no dispone de ninguno, lavar la herida con agua hervida tibia y vendar.

Si la herida es pequeña, puede ser observada durante 2 o 3 días sin control médico. Si presenta signos de infección (pus, enrojecimiento, dolor persistente, inflamación) deber ser vista para tratamiento antibiótico. Las heridas en la cara, alrededor de los ojos, en orejas, manos (palma) deben ser vistas por un médico, ya que un cierre defectuoso puede provocar problemas de retracción y cicatrices muy notorias. Recordar que todo paciente que presenta una herida cortante o profunda con elementos metálicos expuestos a la intemperie, debe recibir una vacuna antitetánica si no está inmunizado previamente.

Quemaduras del sol

Lo más importante es evitarlas no exponiéndose al sol del mediodía por largo tiempo, usando quitasol o sombreros y bloqueadores solares con factores de protección mayor de 30 para los rayos UVA y UVB.

Esto permite bloquear el 97% de la radiación ultravioleta. En caso de quemaduras, las que generalmente son superficiales (piel enrojecida, muy sensible e hinchada) es conveniente utilizar cremas humectantes o lociones post solares que permitirán rehidratar la piel, evitar el contacto con agua salada especialmente y toda aquella que no esté completamente limpia y rehidratar al paciente con abundante agua mineral.

Pueden usarse paños fríos sobre las zonas afectadas, lo que aliviará parcialmente las molestias. Si la quemadura de sol es severa y se han formado ampollas o se acompaña de fiebre, malestar general, escalofríos, nausea, pulso o respiración acelerada (Insolación), se debe acudir a un médico para recibir tratamiento, incluida la hospitalización si es necesario. No espere demasiado si la quemadura es extensa y severa. Traslade al paciente a un servicio de urgencia o contacte a un médico para recibir indicaciones.

Mordeduras de animales

En general, toda mordedura de animales debe ser evaluada por un médico, especialmente si se trata de roedores, animales silvestres y salvajes. Siempre existe el peligro de Rabia en caso de animales no conocidos, como perros ajenos o callejeros.

Las mordeduras tienen una gran tendencia a infectarse, especialmente si es humana y requieren de curaciones por personal calificado. Tratar inicialmente la herida como se ha descrito previamente antes de consultar. Si es posible, hablar con un médico al momento de producida la lesión para recibir instrucciones.

Hanta

Es una infección grave trasmitida por animales (ratón de cola larga y ratón olivaceo) que inicialmente se presenta con síntomas que asemejan a los de un resfrío común con fiebre, dolores musculares y dolor de cabeza, y que evoluciona rápidamente en horas, a una falla respiratoria severa. La infección se adquiere al contacto no directo con los roedores descritos, los cuales habitan en lugares lejos de las ciudades, con maleza y arbustos, cerca de fuentes de agua y en lugares cerrados como establos o galpones rurales. Si sospecha un contacto de este tipo, póngase en comunicación con un médico quien podrá definir el cuadro y dar indicaciones mientras se lleva al paciente a un servicio médico calificado. La atención médica inmediata puede salvar al paciente, ya que la enfermedad tiene una alta mortalidad.

Categories: Bienestar, Español, Riesgos, Salud | Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *