BREXIT – Impacto en cautivas y aseguradoras de la UE: Negocios en otros estados de la UE

Tras la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE), no hay certeza en cuanto al impacto que esta decisión trascendental tendrá en el sector de los servicios financieros, ciertamente no hasta que haya una mayor claridad sobre cualquier futura relación entre el Reino Unido y la UE.

A pesar de la demora de cualquier activación inmediata del Artículo 50, y la inestabilidad política actual en el Reino Unido, sigue habiendo una pregunta importante sobre el tiempo que tomará para negociar la nueva relación del Reino Unido con la UE. La Solvencia II, por ejemplo, tomó más de 10 años de negociaciones a pesar de que se refería a un segmento de la industria única.

Los propietarios de cautivas y las aseguradoras tienen un plazo máximo de dos años a partir de la activación del Artículo 50 para formular cualquier plan de contingencia.

Hay un plazo de dos años para que el Reino Unido se salga de la UE una vez que el Artículo 50 del Tratado de Lisboa se active, si es que las negociaciones con la UE no han concluido para entonces. Las negociaciones con la UE podrían tomar menos de dos años, lo que brindaría un plazo más corto para salir.

Los propietarios de cautivas y las aseguradoras tienen un plazo máximo de dos años a partir de la activación del Artículo 50 para formular cualquier plan de contingencia.

Negocios en otros estados de la UE: Passporting

El “passporting” en la UE es un mecanismo que brinda jurisdicción a las aseguradoras y cautivas para prestar servicios financieros a un Espacio Económico Europeo (EEE), a proveerlos en otra jurisdicción EEE sin necesidad de autorización en la segunda jurisdicción. Esto se logra al permitir la prestación de servicios transfronterizos o el establecimiento de una presencia física a través de una sucursal o agente.

La pregunta clave para muchos propietarios de cautivas y aseguradoras de todo el Reino Unido deben ser, por tanto, si van a seguir disfrutando de la facilidad actual de acceso a los mercados del EEE. Sin embargo, las aseguradoras de la UE también se enfrentan a problemas similares en cuanto a cómo van a acceder al mercado del Reino Unido, cuando la ciudad de Londres es uno de los centros de seguros más grandes del mundo.

El mantenimiento del acceso a los mercados europeos, en particular los servicios financieros, es un objetivo clave para las negociaciones del Reino Unido, a pesar de que ciertos líderes de la UE ya se han opuesto al deseo del Reino Unido de elegir selectivamente opciones y beneficios particulares.

El mejor de los casos

  • La preservación de un régimen transfronterizo similar por medio de la prestación de servicios o el establecimiento de una rama sin desencadenar un requisito de autorización reglamentaria directa en el estado anfitrión.
  • Esto, sin duda requerirá el mantenimiento de un régimen de Solvencia II para aquellas aseguradoras que deseen acceder a los mercados de la UE.

El peor de los casos

  • La salida por completo sin la posibilidad de hacer negocios.
  • Los aseguradores Británicos tendrán que considerar cómo van a seguir realizando negocios en la UE.
Read Willis Towers Watson's full coverage of the The U.K. referendum on E.U. membership

Read Willis Towers Watson’s full coverage of the U.K. referendum on E.U. membership

La posibilidad de que se llegue a un acuerdo no es descabellada, proporcionando un arreglo que cae en algún lugar entre los dos extremos. También es razonable suponer que el mejor de los casos, y cualquier caso alternativo requeriría que el Reino Unido operara un régimen regulatorio equivalente – Ej. la continuación de un marco regulador similar a la Solvencia II para las aseguradoras que deseen acceder al mercado de la UE.

¿Quién puede verse afectado?

Los afectados serán las aseguradoras y las cautivas que:

  • cuentan con oficinas con base en el Reino Unido o Gibraltar, que tienen riesgos suscritos en otros territorios de la UE a través de la provisión de un “pasaporte”, en lugar de tener una entidad regulada por separado en esa jurisdicción; o
  • cuentan con oficinas de cautivas y aseguradoras con base en la UE que tienen riesgos suscritos en el Reino Unido o Gibraltar, sin una entidad separada regulada y capitalizada en el Reino Unido.

Gibraltar – un caso especial

Gibraltar es un territorio autónomo de ultramar perteneciente al Reino Unido. Tiene autonomía sobre sus propios asuntos internos, con el gobierno del Reino Unido como responsable de la defensa, las relaciones exteriores y la seguridad. Se encuentra dentro de la UE y cumple con todas las directivas aplicables de la Unión, en virtud del hecho de que el Tratado de Roma se aplica a los territorios cuyos asuntos externos son responsabilidad de un Estado miembro.

Las empresas de servicios financieros están reguladas por la Comisión de Servicios Financieros de Gibraltar lo que significa que aunque no es un miembro por completo de la UE, la jurisdicción es distinta a la del Reino Unido. Por lo tanto, el “pasaporte” para el negocio de seguros en Europa se ve afectado de la misma manera que para los aseguradores que se encuentran situados en el Reino Unido.

Sin embargo, a diferencia del resto de Europa, el pasaporte de Gibraltar en el Reino Unido no se vería afectado ya que esto se deriva a través de los Servicios Financieros “bilaterales” y la Ley de Mercados de 2000 (Gibraltar) 2001. Por lo tanto, la suscripción del negocio de seguros en el Reino Unido no es impulsado por cualquier directiva de la UE dado que esto se refiere sólo al “passporting” entre los Estados miembros.

Para las aseguradoras que están considerando suscribir negocios en el Reino Unido, Gibraltar, por tanto, podría decirse que ofrece un mayor nivel de seguridad en comparación con la proporcionada por otras jurisdicciones de la UE, hasta el momento en que los resultados de las negociaciones se hagan más claros.

De hecho, si el peor de los casos llegara a ocurrir, Gibraltar podría estar bien situada para facilitar el acceso al Reino Unido como una solución para aquellas aseguradoras de la UE sin presencia en el territorio Britanico. También podrían estimular algunos cambios normativos innovadores que ofrecería a los propietarios de cautivas un lugar en tierra sin los requisitos equivalentes a la Solvencia II.

¿Qué deberían estar haciendo las cautivas y aseguradoras?

La posición con respecto al passporting de la UE puede crear un período de incertidumbre y un debate significativo, hasta que el posible resultado de las negociaciones quede claro. Por el momento, los propietarios de cautivas y las aseguradoras no deben tomar decisiones inmediatas.

Sin embargo, el Brexit es claramente un evento de riesgo para las aseguradoras, no sólo en términos de su efecto sobre el passporting, sino también por el efecto que la incertidumbre ha tenido sobre los mercados financieros a su vez afectan a la inversión, el aprovisionamiento técnico a largo plazo, y en última instancia, las evaluaciones de solvencia. La buena administración requiere que el riesgo debería tenerse debidamente en cuenta.

Con respecto al passporting, vale la pena que los propietarios de cautivas analicen ahora su cartera y tengan en cuenta cuál de las siguientes soluciones podrían ser necesarias en caso de ocurrir el peor de los casos:

  • Encargarse de que otra aseguradora haga frente a las pólizas
  • Establecer una filial o sucursal en ese territorio
  • Cambiar el domicilio de la empresa (investigar si la legislación de re-domiciliación está en marcha)
  • Dejar manejar la línea de negocio en ese territorio

Si bien no hay necesidad de tomar decisiones inmediatas, la planificación de contingencia debe trabajarse hacia el plazo máximo de dos años. Es importante entender las necesidades de recursos y los plazos involucrados, en particular con respecto a cualquier solicitud de licencia y procesos legales relacionados con el establecimiento de una sucursal o re-domiciliación. El proceso de regulación es notablemente prolongado y por lo tanto es recomendable empezar a buscar las implicaciones del Brexit oportunamente.

 


darrenvincent_264Blogger invitado Derren Vincent se unió a Willis Towers Watson en 1996. Él es el director general de la oficina de Gibraltar responsable de ayudar a los clientes con la configuración inicial y la concesión de licencias de sus vehículos de seguros a través de los servicios de gestión de externalización en curso que incluye el cumplimiento, suscripción, las finanzas y funciones actuariales. Fue presidente del Instituto de Seguros Gibraltar y participa activamente en grupos de trabajo de la industria.

Categories: Cautivas, Español | Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *