¿Estás escuchando? Poner la E en la Propuesta de Valor al Empleado (PVE)

Un colega recientemente asistió a una conferencia del Instituto Colegiado de Personal y Desarrollo (CIPD) sobre el enlace entre el bienestar y el rendimiento de los empleados, y compartió algunos aspectos destacados después. Estaba particularmente interesado en una presentación de Julian Yarr, socio director de A&L Goodbody, que habló sobre el papel del CEO en liderar el compromiso del empleado. Uno de los puntos claves de Julian fue acerca de la importancia de escuchar a los empleados.

Esto me hizo pensar sobre el proceso para desarrollar una Propuesta de Valor al Empleado (PVE), y lo importante que es realmente escuchar y comprender su fuerza de trabajo (actuales y potenciales). No es ningún secreto que el mundo del trabajo está cambiando, y con ella la relación entre el empleador y el empleado. ¿Las empresas están realmente escuchando a su gente? Y, ¿cómo saber si es necesario replantear su relación? Aquí están los cinco puntos principales a tener en cuenta.

5 señales de que es hora de tomar el control de su PVE

La relación empleador/empleado se dañó durante tiempos difíciles

Los tiempos difíciles requieren decisiones difíciles, y en muchos casos los empleados tuvieron que capear los recortes salariales y recortes presupuestarios a su función de negocio. Ahora que su organización ha salido del otro lado, es un buen momento para volver a establecer el trato y mirar hacia el futuro.

Se está perdiendo la fuerza de trabajo a la competencia

Si su empresa está registrando un mayor número de abandonos que lo habitual, especialmente empleados claves, averigüe por qué – rápido. La comprensión de las necesidades de sus empleados es el primer paso para averiguar lo que hay que cambiar para crear un PVE que fomenta el compromiso y ayuda a logar sus objetivos de negocio.

Los empleados no están mentalizados en su estrategia de negocio

¿Hay un vínculo claro entre los objetivos individuales y la estrategia de la empresa? Si la visión para el futuro no es valorada o apoyada por los empleados, podría ser el momento de cambiar el guión.

Su proceso de reclutamiento no está adquiriendo el talento que necesita

¿Está fallando al atraer a las personas adecuadas, o perdiendo frente a los competidores durante el proceso de contratación? Este es un signo de que su reputación como empleador podría mejorarse. Indague más sobre lo que su perfil de empleado busca en un empleador, que usted no proporcione.

Su negocio ha evolucionado, pero los empleados se resisten al cambio

Usted ha informado a los empleados sobre los cambios que deben llevarse a cabo para que el negocio cumpla los objetivos futuros, pero los empleados se resisten. Es hora de aclarar lo que usted es como un empleador, lo que espera de su personal, y cómo se recompensarán sus esfuerzos.

¿Suena familiar? Si es así, ¿qué sigue?

“El cuestionamiento efectivo presenta una visión que estimula la curiosidad, y que cultiva sabiduría.”

— Chip Bell

A menudo, al comienzo de un proceso de PVE he sido testigo de una discusión sobre lo que hace a la compañía un gran lugar para trabajar, que, mirando hacia atrás, muchas veces falla en el intento. ¿Por qué? Porque por lo general se trata de la opinión del empleador que carece de la representación de los trabajadores y una verdadera comprensión de lo que la gente valora sobre su experiencia en el trabajo. Lo que puede sonar como una simple declaración – esto es lo que somos y esta es la razón por la qué debería trabajar con nosotros – es a menudo más complicado de lo que parece. Simplemente porque hay una diferencia entre lo que la empresa necesita y lo que el empleado desea.

Al hablar con los empleados, sí, absolutamente le dirán que están ahí por el salario, pero excave un poco más profundo y usted encontrará a menudo una gran cantidad de conocimientos acerca de por qué vinieron a trabajar en la empresa y, de manera importante, la razón por la que se quedan. Un PVE exitoso va a equilibrar la experiencia de los empleados con la expectativa del empleador. Un PVE convincente muestra una verdadera comprensión de la gente que quiere trabajar en su organización y qué los motiva.

Entonces, ¿cómo puede garantizar que su PVE es realmente significativo?

Elementos de un exitoso PVE

Hay una diferencia entre lo que la empresa necesita y lo que el empleado quiere.

Único

Lo diferencia de los competidores, evitando declaraciones genéricas que podrían decir cualquier empresa.

Realizable

Usted no tiene que realizar todos los elementos hoy mismo, pero deben ser alcanzables en el futuro.

Sostenible

La longevidad es importante, ¿seguirá siendo relevante dentro de unos años?

Creíble

Un PVE debe ser auténtico. Si bien se centra en el futuro, tiene que ser creíble hoy.

Alineado

Como se indica en nuestro Marco de Capital Humano, el PVE debe desarrollarse de acuerdo con sus objetivos de negocio, estrategia de capital humano y cultura, con programas y procesos que apoyan la experiencia del empleado deseado.

Cumplir con las promesas

Si bien se centra en el futuro, tiene que ser creíble hoy.

Después de haber escuchado a los empleados y desarrollado su PVE es hora de adaptar su oferta para asegurar que la experiencia de los empleados y la expectativa del empleador se articulen claramente, y lo más importante, que se cumpla con la promesa.

Diseñar o actualizar la marca de su empresa

No hay que subestimar la importancia de su marca. El marketing exitoso se trata de tener un profundo conocimiento de su público objetivo para que pueda recurrir a ellos en su propia manera. Es una manera de distinguirse de la competencia y establecer su puesto como empleador.

Mire las brechas entre su PVE deseado y la experiencia actual de los empleados

Su análisis de las deficiencias ayudará a identificar y apoyar a los elementos de su oferta que están funcionando bien, dejar de invertir en cosas que no están dando los resultados deseados, y centrarse en lo que realmente puede hacer una diferencia en la relación entre la empresa y los empleados.

‘Lanzando’ su PVE

A veces la parte más difícil del proceso de desarrollo es hacia el final, con la toma de decisiones acerca de cómo se comunicará el PVE. Una vez más, escuchar juega un papel clave, y tendrá que establecer las expectativas desde el principio – teniendo en cuenta las audiencias internas y externas. Ya sea un gran lanzamiento o un lento goteo de información, con una comprensión de donde se encuentran las personas en este momento, así como los objetivos de su empresa. Esto le permitirá establecer el tono adecuado y entregar sus mensajes de una manera atractiva.


Nicola MeyerNicola Meyer es Consultora Senior y conduce la práctica de Comunicación y Cambio  de gestión en Willis Towers Watson Irlanda. Ella se especializa en el desarrollo e implementación de estrategias de gestión del cambio y compromiso de los empleados, y su experiencia incluye sueldo y beneficios del cambio, el desarrollo de la Propuesta de valor para los empleados, las comunicaciones de recursos humanos, proyectos a gran escala, gestión de la reputación corporativa, gestión de crisis / problemas y la planificación estratégica.

Categories: Beneficios a empleados, Bienestar, Español | Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *