Los riesgos del transporte en América Latina se centran en la competencia y los proveedores

La persistente debilidad de la economía latinoamericana ha puesto en relieve las asociaciones en el sector de transporte y está alimentando las preocupaciones sobre el riesgo de terceros y la competencia emergente.

Según el Índice de Riesgo de Transporte 2016 de Willis Towers Watson, los ejecutivos de transporte más importantes de la región califican la resistencia de la cadena de suministro digital como el principal riesgo que enfrentan sus negocios colectivos, por tierra, mar y aire.

Después de tres trimestres consecutivos de retracción económica en todo el continente, los ejecutivos de América Latina están relativamente más preocupados por el entorno global de riesgo que sus contrapartes regionales; sólo sus contrapartes en Europa y Asia Central están más preocupados por el entorno de riesgo que ellos.

El riesgo cibernético es primordial

El gasto medio anual en seguridad cibernética global para el sector de aviación y defensa se proyecta alcanzar los US $ 61.85 billones para el 2020, con una tasa de crecimiento anual compuesta (TCAC) del 9,34% hasta entonces, según la firma global de investigación Marketsandmarkets.

Se prevé que el gasto cibernético en Latinoamérica tendrá la mayor tasa de crecimiento anual de cualquier región durante ese período, ya que el creciente uso de Internet aumenta el número de ciberataques en países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Panamá, Perú y Venezuela.

Algunos de estos países han aprobado legislaciones para contrarrestar esta amenaza y construyeron sistemas incipientes de defensa cibernética. Pero la región todavía se considera vulnerable. Un informe co-publicado por la Organización de Estados Americanos a principios de este año dijo que la mayoría de los países de la región carecía de “una estrategia de seguridad cibernética o planes para proteger la infraestructura crítica”, como puertos, aeropuertos y redes ferroviarias.

Esta amenaza fue confirmada en nuestros hallazgos, donde ejecutivos de los tres modos de transporte percibieron una falta de resistencia en la cadena de suministro digital como uno de los seis principales riesgos; para los ejecutivos de carreteras y ferrocarriles, era su riesgo más alto, mientras que sus contrapartes marítimas lo clasificaron en el No. 3. Las amenazas crecientes a la seguridad de las infracciones cibernéticas y de privacidad de datos ocuparon el No. 4 cuando se agregaron los resultados.

Principales riesgos de la aviación: competencia emergente

Aunque los ejecutivos del sector de la aviación calificaron dos riesgos “digitales” entre sus ocho primeros, la economía regional les preocupaba más: consideraban colectivamente la amenaza de la competencia emergente como su principal amenaza, mientras que el impacto de las economías en crisis en sus estrategias de activos fue la No. 2.

La industria del transporte en América Latina ha experimentado una consolidación durante la última decada, particularmente en el sector de la aviación, donde varias compañías abanderaras y de gran presupuesto han realizado fusiones y adquisiciones en busca de crecimiento.

Principales riesgos marítimos: regulación

Sin embargo, fueron los ejecutivos del sector marítimo los que mostraron ser más sensibles a las leyes y al escrutinio anti-competencia en torno a la actividad de fusiones y adquisiciones, calificándolo como el principal riesgo individual frente a su sector. De hecho, de todos los riesgos individuales calificados, devolvió la puntuación más alta individual de cualquier sector.

A pesar de que son maneras probadas de adquirir cuota de mercado y ampliar la presencia geográfica de una empresa, las asociaciones y alianzas también añaden riesgo, en que exponen a ambas partes a las debilidades de la otra. A través de cualquier cadena de suministro – ya sea física o digital – más socios = más riesgo.

Proveedores de terceros en los 3 principales riesgos

Durante una recesión en la que los márgenes de ganancia son tradicionalmente exprimidos, son los socios ocultos los que a menudo causan la mayor interrupción, como lo demuestra el reciente colapso de Hanjin Shipping en Corea. Muchos propietarios de carga beneficiosa, que no tenían ninguna relación contractual con Hanjin, todavía tenían su carga retenida cuando la línea se declaró en bancarrota el mes pasado.

Es evidente que las compañías de transporte en América Latina y en otros lugares son cada vez más conocidas por la compañía que mantienen.

Encontramos que una excesiva dependencia de proveedores terceros es el riesgo No. 3 en todos los modos de transporte en la región.

El Índice de Riesgo en Transporte de Willis Towers Watson encuestó a 350 ejecutivos ‘C-Suite’ de todo el mundo, repartidos uniformemente entre las cinco regiones.

 


 

Tom Messer, Líder Regional Aeroespacial para América Latina y el Caribe

Categories: Aeroespacial, Automoviles, Español, Marina, Medio Ambiente | Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *