La inteligencia emocional: Aspecto primordial para el éxito

Muchas compañías basan su selección de personal en capacidad intelectual y experiencia, sin conocer la inteligencia emocional del candidato. En muchos casos el asociado, por su bajo dominio y desarrollo emocional es despedido al poco tiempo.

Así mismo, todos los días vemos casos de violencia, conflictos interpersonales, altos índices de estrés, entre otros, lo que refleja la falta de dominio propio de las personas a nuestro alrededor.

¿Qué es?

La Inteligencia Emocional es la capacidad de entender y manejar adecuadamente las emociones, tanto propias como de aquellos que nos rodean, facilitando así las relaciones con los demás.

La Inteligencia Emocional es la capacidad de entender y manejar adecuadamente las emociones, tanto propias como de aquellos que nos rodean.

Esta comprende un conjunto de habilidades que si no se saben administrar adecuadamente nos podrían jugar una mala pasada. También es uno de los atributos que nos ayuda en las diferentes situaciones difíciles que tenemos que atravesar, las cuales permiten el desarrollo de nuestro autocontrol.

Un tema al que le tenemos que poner especial atención es todo aquello relacionado con la ansiedad y la preocupación excesiva que sentimos por cada una de las situaciones de nuestro día a día. Sin el control adecuado de nuestras emociones podemos caer en la frustración, debido a que la ausencia de este dominio nos puede llevar a tomar decisiones inadecuadas.

Vale la pena aclarar que esto no significa que es necesario quitarle el interés que merecen estas actividades, por el contrario nuestra actitud debe ser siempre positiva. Es por esto que el autocontrol, entusiasmo, empatía, entendimiento, comprensión, perseverancia y sobre todo la capacidad de automotivación nos puede llevar a cumplir nuestros objetivos. Pero la falta de estos atributos nos puede poner en situaciones difíciles, ya que el conjunto de estas habilidades constituyen la Inteligencia Emocional, pilar de éxito en la vida.

¿Que significa desarrollar Inteligencia Emocional?

Durante el desarrollo de nuestras funciones diarias se nos presentan situaciones en las que no siempre respondemos de forma adecuada, ya que en esos momentos críticos utilizamos nuestros recursos emocionales con muy poco control, por no decir sin control alguno.

Ser emocionalmente inteligente significa tener la capacidad de relacionarse con otras personas de forma beneficiosa y productiva.

Lo anterior es evidencia de pobre Inteligencia Emocional; la cual, si bien es parte de nuestra carga genética, también la podemos pulir con la experiencia en el medio en que nos desenvolvemos.

Ser emocionalmente inteligente significa tener la capacidad de relacionarse con otras personas de forma beneficiosa y productiva. Es decir, una persona emocionalmente inteligente reconoce las emociones de las personas que lo rodean, como las suyas propias sin dejar que estas lo dominen.

Existen personas que creen tener la capacidad de control sobre ellos mismos, pero tarde o temprano se presentan situaciones donde demuestran lo contrario, causando situaciones conflictivas que deterioran el clima social y nos alejan de las metas de la compañía.

Por otro lado, encontramos personas que manejan adecuadamente sus sentimientos y se relacionan positivamente con los demás, siendo esta una ventaja no solo en su vida personal sino en el ámbito laboral en la tomando decisiones racionales y efectivas.

Este dominio propio es tan importante que las organizaciones buscan personas que cuenten con la capacidad de fomentar la colaboración con un propósito común para lograr cumplir los objetivos de la empresa; por lo que todo líder debe cultivarla, saber escuchar, comunicar, ser resolutivo e interpretar las comunicaciones no verbales de las personas con las que interactúa.

Por estas razones podemos concluir que aunque la Inteligencia Emocional es parte de nuestra carga genética, la podemos alimentar y desarrollar con nuestras experiencias, para lograr lo que esperamos de nosotros mismos, ya sea en el ambiente laboral, familiar o social. Al lograr lo esperado nos sentimos felices, y al sentirnos felices obtenemos el éxito de lo que esperábamos lograr.

 


Yolanda Ilas fotoBlogger invitada Yolanda Ilas Gerente Human Capital & Benefits en Willis Towers Watson Perú

Categories: Beneficios, Clima Laboral, Español, Selección de talento | Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *