Teletrabajo

El teletrabajo se define como la forma de organizar y realizar el trabajo a distancia mediante la utilización de las TIC en el domicilio del trabajador o en lugares o establecimientos ajenos al empleador. Esta modalidad crece cada día en las diferentes empresas de nuestra región.

El desarrollo del internet abrió las puertas para que en los Estados Unidos en los años 70s, el físico Jack Nilles pensara en formas de optimización de recursos no renovables, y su primera idea fue llevar el trabajo al trabajador y no el trabajador al trabajo, con ello se creó el concepto de telecommuting.

En Latinoamérica, Argentina en el año 2000 fue quien lideró el inicio de este tipo de labor y progresivamente se ha dispersado por el continente tomando fuerza en los demás países, donde se ha promulgado legislaciones en su favor.

Según los reportes de MySammy en 2013, firma consultora en soluciones para el teletrabajo, el 20% del total de la población mundial teletrabaja, y entre este porcentaje, el 84% de los teletrabajadores lo hace al menos una vez al mes; al menos un 10% del mismo total ejecuta sus tareas diariamente desde su hogar o el lugar de su elección diariamente.

¿Quién hace uso del teletrabajo?

Entre las actividades preferidas para realizar teletrabajo están las profesiones creativas (como pintores, escritores, músicos, diseñadores), comerciales, expertos en redes sociales y community managers, periodistas y bloggers, programadores diseñadores gráficos, expertos en social media, comercio electrónico, profesores E-learning, consultores, traductores.

También personas que por limitaciones en su movilidad no puedan desplazarse de manera permanente a su sitio de trabajo o quienes por sus condiciones de salud no pueden exponerse a riesgos inherentes a ámbitos de trabajo no apropiados.

Ventajas

El teletrabajo trae una serie de ventajas para todos los actores, entre ellas para la empresa:

  • mayor productividad, menores costos en gastos fijos (inversión en planta física, servicios públicos, mantenimientos, etc.)
  • control y seguimiento de tareas programadas a través de herramientas tecnológicas,
  • mayor índice de retención de personal capacitado sin importar su ubicación o disponibilidad de desplazamientos,
  • reducción del ausentismo laboral.

Para el trabajador:

  • mejoramiento de su calidad de vida por ahorro en tiempo de desplazamientos,
  • reducción de costos por transporte público o combustible,
  • ahorros y mejoras significativas en la alimentación,
  • reducción del estrés derivado de largos y tediosos desplazamientos,
  • mejora en las relaciones familiares,
  • optimización del tiempo en actividades personales,
  • mayor control sobre su tiempo y sus objetivos.

Nuestra sociedad también obtiene ventajas tales como la inclusión de personas con discapacidad o cabezas de familia que en otra modalidad de empleo no se les facilitaría laborar, menor contaminación ambiental y congestión vehicular por la disminución de los desplazamientos.

Entre las desventajas posibles están las dificultades que puede tener el teletrabajador para adaptarse a esta forma de labor que pueden llevar a atrasos en el cumplimento de objetivos y baja productividad, perdida informática, perdida de sentido de pertenencia del trabajador hacia la empresa al no asistir a su oficina física.

¿Cómo funciona el teletrabajo?

Si bien esta modalidad de trabajo a primera vista pareciese simple:

“que el colaborador realice sus funciones desde su casa”

En realidad no es tan fácil, requiere una serie de desafíos y compromisos de cada una de las partes que se inician en la empresa con el cambio de cultura organizacional, a una más flexible basada en la confianza, la orientación a resultados y el uso de la tecnología que hacen más competitiva a la organización en el mercado actual.

Igualmente, la identificación de cargos que se pueden realizar bajo este tipo, revisión de la forma de hacer y evaluar las actividades, definición de objetivos claros, escogencia del personal adecuado para desarrollar esta actividad, establecer los tiempos mínimos y máximos de labor, reconocimiento de las necesidades tecnológicas y de recursos tanto en la empresa como del trabajador.

Los teletrabajadores requieren un ambiente que se asemeje a su oficina; mientras algunos de ellos trabajan en un lugar semipermanente, en la mayoría de los casos desde sus propias residencias, otros son teletrabajadores móviles, quienes a su vez requieren las facilidades de conexión necesarias a los recursos de su oficina desde los dispositivos móviles con que cuentan.

Para el trabajador uno de sus principales retos es el manejo de su tiempo.

Para el trabajador uno de sus principales retos es el manejo de su tiempo, separando claramente su vida laboral de su vida personal por tanto debe habilitar una zona aislable dentro de la vivienda, de uso exclusivo para el desarrollo del trabajo, solicitar el apoyo de los miembros de la familia para lograr un ambiente que le permita concentrarse y desarrollar las actividades laborales sin interrupciones.

Seguridad y salud en el trabajo

Desde el punto de seguridad y salud en el trabajo existen las mismas responsabilidades y compromisos (de la empresa y del trabajador) sumándole las pertinentes a su ubicación fuera del edificio corporativo, que es probablemente donde existen las mayores falencias de esta modalidad de trabajo.

Entre estas, la empresa debe:

  • Verificar periódicamente que las condiciones del sitio destinado para el teletrabajo cumplan con los requisitos de seguridad y salud en el trabajo.
  • Suministrar a los teletrabajadores elementos de protección personal en la tarea a realizar y garantizar que los trabajadores reciban una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la utilización de los equipos informáticos y su prevención.
  • Garantizar que los equipos de trabajo suministrados a los teletrabajadores tengan los medios de protección adecuados para la tarea a realizar.

Aun no se dispone de estudios que nos permitan identificar claramente las enfermedades laborales que se puedan desarrollar por este tipo de labor, podemos inferir que pueden ocasionarse lesiones de tipo biomecánico y psicosocial dadas por el área de trabajo y el aislamiento.

Es posible concluir que, dado el desarrollo tecnológico, las distancias cada día más difíciles de cubrir por mayor congestión vehicular, costos, etc., el teletrabajo será a futuro la modalidad de más fácil acceso y preferida por muchas empresas y trabajadores.

Para su implementación se debe identificar los cargos susceptibles de Teletrabajo, reconocer los alcances y limitaciones legales, elección apropiada de los trabajadores, establecer el método de trabajo y su seguimiento, gestionar los riesgos laborales de estos colaboradores de manera que se puedan controlar redundando en la permanencia y buen desempeño laboral del teletrabajador manteniendo unas buenas condiciones laborales y de salud.


Blogger invitado James Idárraga Sepúlveda,  Médico especialista en Salud Ocupacional, realizo consultoría en riesgos laborales a nuestras empresas clientes, laboro en Willis Towers Watson desde abril de 2017. Experiencia laboral en Administradoras de riesgos laborales (ARL), empresas productivas de alimentos, químicos, manufactura, empleos temporales.

Categories: Beneficios a empleados, Clima Laboral, Empleo, Español | Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *