Conmutación Pensional en Colombia

La conmutación es el mecanismo legal mediante el cual una empresa transfiere con carácter liberatorio, irrevocable y definitivo su pasivo pensional a una aseguradora o fondo de pensiones autorizados.

De esta forma la aseguradora asume la obligación mediante un contrato de seguro de Renta Vitalicia o Retiro Programado y de ahí se desprende el pago de las mesadas correspondientes al pensionado principal y eventualmente a los beneficiarios o sustitutos de ley.

Antecedentes y Marco Normativo

Actualmente el artículo 13 de la Ley 171 de 1961 contempla que para respaldar las obligaciones de carácter pensional las empresas deberán contar con lo siguiente:

  • Garantía Real
  • Póliza de Cumplimiento, o
  • Fianza Bancaria.

Sin embargo por el alto costo que representa la garantía real o por el plazo que involucra la duración del pasivo pensional en la póliza de cumplimiento o en la fianza bancaria, esta ley no es observable hoy en día y solo se llega a requerir por el ente regulador en aquellos casos donde las empresas son intervenidas.

El artículo 41 de la Ley 550 de 1999 habla sobre la normalización de pasivos laborales, definición, así como las opciones de medio para garantizar el pago oportuno de las obligaciones a los pensionados.

La Ley 1260 de 2000 establece medidas de intervención y reglamenta los requisitos para hacer efectiva la conmutación.

Finalmente, la Ley 1151 de 2007 compila y revisa las normas anteriores y confirma el acceso a la normalización.

Transferencia de Riesgos

La principal ventaja para las empresas que tienen a su cargo algún pasivo pensional al realizar la conmutación es transferir los riesgos asociados a un ente especializado en riesgos, en este caso la aseguradora.

Los riesgos asociados se enuncian a continuación:

  1. Riesgo de extra longevidad: Según cifras de Fasecolda la tasa de mortalidad ha decrecido tanto por causas naturales y por una menor tasa de homicidios lo que se traduce en un aumento en la esperanza de vida. Recordemos que la reserva debe ser suficiente para pagar de por vida al pensionado su correspondiente mesada así que a mayor expectativa de vida mayor es el pasivo que las empresas deben reservar; esto se evidencia en los reportes actuariales en el renglón de pérdidas o ganancias actuariales por experiencia, donde es común encontrar cada año que el monto del cálculo resulta insuficiente obligando a la empresa a realizar un ajuste de fin de año.
  2. Riesgo de cambio de beneficiario: Como consultores en pasivos laborales hemos visto con regular frecuencia que hombres pensionados que inicialmente no tenía beneficiaría reportada, aparece de un año a otro con novedad de beneficiaria con edad notablemente menor. Es común que el pasivo por esa novedad sea duplicado.
  3. Riesgo Financiero: Es el asociado con la tasa de descuento utilizada para calcular el valor actual del pasivo. Esta variable se debe determinar cada año de acuerdo a tasas de mercado por lo que de un año a otro puede presentar variaciones importantes debiéndose reflejar directamente en el balance de la empresa en el año en que ocurren.
  4. Riesgo Legislativo: Es el riesgo derivado por el cambio en las leyes y decretos. Como claro ejemplos podemos mencionar que se diera una mesada adicional a las personas cuya mesada fuera igual a un salario mínimo o un cambio en la tabla de mortalidad.
  5. Riesgo Jurídico: Es el riesgo derivado por tutelas, demandas, juicios o similares, en curso o venideros.

Actualmente existen entidades con las que es posible realiza la conmutación:

  • Colpensiones, a través de una renta vitalicia
  • Compañías de Seguros a través de rentas vitalicias
  • Fondos de Pensiones mediante retiro programado

Aunque existe la posibilidad de realizarlo mediante retiro programado no se recomienda tomar esta opción ya que el riesgo financiero queda en cabeza del pensionado.

Características de la renta vitalicia:

  • Ramo aprobado por la superintendencia financiera a las compañías de seguros para administrar los recursos del pasivo pensional de manera vitalicia.
  • Obligación de medio y no de resultado. Refiriéndose a que la mesada será pagada al pensionado o beneficiario sin importar el desempeño del capital perteneciente al pensionado o los resultados financieros de la aseguradora.
  • Volatilidad financiera a cargo de la aseguradora.
  • El capital no se transfiere a la masa sucesoral.
  • Cuenta con la siguiente y muy importante garantía:
    • Reserva Matemática; entendiéndose como la provisión técnica que por ley deben hacer las aseguradoras para responder por las obligaciones futuras.

Es importante mencionar que cuando una empresa busca conmutar su pasivo pensional es necesario que se cuente con un concepto favorable de la Dirección General de Prestaciones Económicas y Servicios Sociales del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social y posteriormente se debe pedir una inspección, vigilancia y control ante la Superintendencia de Sociedades o el ente que la vigile para su aprobación.

El verdadero éxito de la conmutación radica en dos aspectos fundamentales:

  • la calidad de la información personal del grupo a conmutar,
  • y la selección del costo de la mejor opción de mercado garantizando conocimiento y claridad del operador seleccionado.

Una característica que se debe tomar en consideración es el hecho de informar a los pensionados, pues están acostumbrados a recibir el pago de la empresa donde laboraron prácticamente toda su vida y de la cual también reciben su pensión.

Según la circular 043 de la Superintendencia Financiera 30 días antes de que surja efecto la conmutación hay que informar a los pensionados y aquí se sugiere una comunicación aún con mucha más antelación e incluyendo a absolutamente todos los pensionados  con su núcleo familiar primario a efectos de ofrecer un proceso transparente e incluyente.

Para terminar, además de la liberación de la respectiva obligación existe otra gran ventaja económica al realizar la conmutación pensional y es que es deducible de impuestos al 100% la diferencia entre el cálculo actuarial actual y la prima a pagar a la aseguradora.

El equipo de colaboradores de Willis Towers Watson Colombia ha sido pionero en la implementación de conmutaciones pensionales, realizando un gran porcentaje del total de las conmutaciones hechas en el país, por lo tanto Willis Towers Watson Colombia cuenta con los expertos con la capacidad y experiencia necesaria para asesorar sobre el camino adecuado a seguir previo, durante y posterior a la conmutación pensional.


Yolanda Botero es Vicepresidente Comercial en Willis Towers Watson Colombia. Yolanda tiene más de treinta años de experiencia en el mercado asegurador incluyendo diseños e implementación de políticas de beneficios, reclamos y benchmarking.

 

Gonzalo Vértiz Díaz es Consultor Actuarial en Willis Towers Watson Colombia. Gonzalo es actuario titulado por la Universidad Nacional Autónoma de México con Diplomado en Seguridad Social en el Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (CIESS). Ingresó a laborar a la oficina de Willis Towers Watson México en febrero del 2007 y a partir de mayo del 2014 para la oficina de Bogotá, Colombia.

Categories: Beneficios a empleados, Español, Riesgos | Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *