El futuro del trabajo: mitos y nuevas realidades

Por José Luis Malpica, consultor en Talent & Rewards México

 

Científicos de datos, arquitectos de Big Data, desarrolladores de aplicaciones móviles y programadores de inteligencia artificial son sólo algunos ejemplos de puestos en gran demanda por organizaciones de distintas industrias que hace algunos años no existían en el mercado. Incluso, ni si quiera algunos millennials contemporáneos tuvimos oportunidad de estudiar en la universidad carreras tan especializadas debido a que estas tecnologías estaban en etapas iniciales de desarrollo. Siendo así, no debería sorprendernos que el 65% de los niños que entran a la escuela el día de hoy acabarán trabajando en puestos que aún no han sido creados.

Esto representa un ejemplo de la velocidad con la que las organizaciones se enfrentan a cambios retadores tanto en sus modelos de negocio, como en el talento y habilidades requeridas, y en la forma en la que hacen el trabajo. En un futuro no muy lejano, cambios como el incremento de la automatización de tareas o la aparición de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial nos llevarán a trabajar de una forma diferente que impactará todas las áreas de las organizaciones.  Sin embargo, este futuro está lejos de ser gris, apocalíptico y poco esperanzador como el estereotipo que nos muestran muchos medios donde vemos a los humanos sin ninguna oportunidad contra las máquinas que tomarán nuestros trabajos y nuestras vidas.

Veamos cuáles son algunos de los principales mitos que existen en torno a este tema y cómo es que a través de los resultados arrojados por nuestro estudio de Futuro de Trabajo, de Willis Towers Watson,  ayudamos a desmentirlos y explicar la nueva realidad de hacer el trabajo

Mitos

  •  Las organizaciones utilizan la automatización principalmente para reducir costos y minimizar errores

Realidad: Más de la mitad de los empleadores dicen que el principal objetivo de la automatización es aumentar las capacidades y el desempeño humano para poder crear nuevas formas de trabajo.

La tecnología y la automatización pueden ayudar a hacer más rápido tareas rutinarias y a la vez permitirles a los trabajadores enfocarse en actividades de mayor valor. Así, la automatización se vuelve un habilitador/facilitador y no un reemplazo del humano.

  • La automatización es exclusiva del departamento de TI

Realidad: Más de la mitad de las empresas reconocen que se requerirán enfoques innovadores en el rol de RRHH para poder afrontar los retos de la automatización y transformación digital.

Áreas como atracción de talento, compensaciones o la gestión del desempeño se ven impactadas directamente por estos cambios. Las áreas de RRHH tienen el reto de poder identificar las nuevas habilidades requeridas para el negocio, tener estrategias innovadoras de atracción y retención de talento, compensar adecuadamente al talento con habilidades tan especializadas y administrar a una fuerza laboral diversa.

  •  La automatización tendrá un impacto negativo en trabajadores y puestos

Realidad: La automatización resultará en nuevas combinaciones de trabajo, talento, habilidades y relaciones laborales.

Si bien se espera que derivado de la automatización, la cantidad de empleados contratados de tiempo completo disminuya en los próximos 3 años, también se espera que el número de otro tipo de trabajadores contratados medio tiempo, eventuales, o freelancers incrementen en el mismo periodo de tiempo. La tecnología nos permite incrementar la flexibilidad laboral, mejorar nuestras herramientas de comunicación y romper barreras de ubicación espacial para poder colaborar de diferente manera con más personas.

  •  Los trabajadores eventuales están menos comprometidos con el éxito de la empresa

Realidad: Cerca de la mitad de los empleadores aseguran que los trabajadores eventuales tienen las mismas probabilidades de esforzarse tanto como los empleados de tiempo completo

El uso de trabajadores eventuales o externos ha evolucionado de ser una estrategia administrativa y de costos a convertirse en una estrategia de negocio para asegurar tener a la gente con las habilidades correctas en el momento correcto. Para impulsar el compromiso de estos trabajadores, los empleadores comienzan a considerar ofrecer beneficios como programas de salud, bienestar y oportunidades de capacitación y desarrollo.

Reconocer que estos cambios están sucediendo y que el futuro no es tan gris como lo pintan, es el primer paso para poder estar preparados como organización ante esta 4ta revolución industrial y así tener un mejor entendimiento sobre las diferentes opciones y combinaciones de talento humano y automatización que tenemos para hacer el trabajo.

Categories: Beneficios, Español

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *